Consulta Lista Espera

25 aniversario

Ayudas copago 2016




Banner



Correo de la Generalitat


GVA.ES


CV.GVA.ES



Home Novedades Sant Joan incorpora una Unidad de Braquiterapia de alta tasa y dos TAC de última generación
Sant Joan incorpora una Unidad de Braquiterapia de alta tasa y dos TAC de última generación

 

  • Los dos nuevos equipos de tomografía axial computarizada permiten hasta un 70% de reducción de la radiación al paciente y acortan el tiempo de exploración
  • Sant Joan se convierte en el primer centro público de Alicante que ofrece tratamiento de Braquiterapia de alta tasa
  • Los nuevos equipos han supuesto una inversión de más de un millón y medio de euros
  • Durante la visita, Carmen Montón ha destacado el buen funcionamiento de la resonancia pública del hospital, la única de toda la provincia

 

La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública visita uno de los dos nuevos TAC del centro.

 

Sant Joan (21-10-15).- La consellera de Sanitat Universal i Salut Pública, Carmen Montón, ha visitado esta mañana el Hospital Universitario Sant Joan d’Alacant para conocer de primera mano los dos nuevos equipos de tomografía axial computarizada (TAC) del Servicio de Radiodiagnóstico, así como la nueva Unidad de Braquiterapia de alta tasa, perteneciente al Servicio de Oncología Radioterápica.

Tres dotaciones que han supuesto una inversión de 1.534.159 euros y que sitúan a este centro en un lugar destacado en lo que respecta al uso de tecnología puntera al servicio del paciente y la mejora de su calidad de vida. En este acto, Carmen Montón ha estado acompañada por la nueva gerente, Isabel González, así como el nuevo equipo directivo del Departamento de Sant Joan.

Como ha explicado la titular de Sanitat, a su paso por el Servicio de Radiodiagnóstico, los dos TAC, de 80 y 320 cortes, que se han adjudicado por un importe de 957.000 euros, “van a suponer una importante reducción, tanto de la dosis de radiación que recibe el paciente como del tiempo de exploración”. Estas nuevas máquinas están equipadas con métodos de reconstrucción “iterativa”, que permiten una disminución de dosis importante, entre el 30 y el 70%, en relación a los antiguos tomógrafos, minimizando los riesgos asociados a la exposición a radiaciones ionizantes.

Esto va a permitir, en gran medida, la sedación en el caso de los niños y que se pueda realizar un número mayor de pruebas en el mismo tiempo. Cabe destacar también que el equipo de 80 cortes es el primero de la provincia de Alicante con estas características y el que cuenta con 320, uno de los pocos a nivel nacional de esta envergadura.

Asimismo estos equipos van a permitir la realización de nuevos estudios, que amplían la cartera de servicios del Hospital. Destaca la realización de angioplastia de coronarias, técnica que permite el estudio de las arterias coronarias de los pacientes con una simple inyección intravenosa. También se van a poder llevar a cabo colonoscopias virtuales, para la detección de pólipos y neoplasias, sin necesidad de introducir el colonoscopio y sin sedación del paciente.

Otros estudios que se van a poder llevar a cabo en el centro, gracias a esta nueva infraestructura, son las angioplastias vasculares de cuerpo entero, para el estudio de las arterias sin punción de las mismas; estudios de perfusión cerebral; de perfusión de nódulos pulmonares; de perfusión hepática, así como análisis de la composición de cálculos renales y de las articulaciones.

Montón ha remarcado que algunas pruebas se van a poder realizar en cinco segundos, frente a los 30 segundos que se requerían con anterioridad, “lo que redunda en la confortabilidad del paciente y una mejor calidad de la atención”.

A su paso por el Servicio de Radiodiagnóstico, la consellera ha visitado y ha destacado el buen funcionamiento de la resonancia pública con la que cuenta el Hospital desde enero de 2013, siendo uno de los dos centros de la Comunitat que disponen de un equipo público, junto con el Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia. Destaca la orientación de este servicio al paciente, ofreciendo un horario amplio de trabajo, en turno de mañana y tarde, desde las 7:30 hasta las 22h., además de haber ampliado este año la actividad a los sábados por la mañana.

 

Primer centro público en Alicante con una Unidad de Braquiterapia de alta tasa


La Unidad de Braquiterapia de alta tasa ha iniciado su actividad durante este mes de octubre.

El Servicio de Oncología Radioterápica del hospital ha incorporado también un equipo de Braquiterapia de alta tasa, que va a suponer importantes ventajas desde el punto de vista terapéutico, con respecto a otras terapias más convencionales. De este modo, el hospital se convierte en el primer centro público de la provincia de Alicante que dispone de esta tecnología, cuyo presupuesto de adjudicación ha sido de 577.159 euros.

Las primeras aplicaciones ginecológicas en pacientes han dado comienzo durante este mes de octubre, y posteriormente, a medida que la formación de los profesionales se complete, se realizarán en otras localizaciones (próstata, cabeza y cuello, partes blandas, mama, etc.).

Esta técnica aumenta la eficacia de los tratamientos oncológicos, sin olvidar la comodidad para el paciente, ya que la terapia mediante Braquiterapia de alta tasa no requiere hospitalización para su administración. Ello supone un salto de calidad importante en el tratamiento administrado a los pacientes del Servicio de Oncología Radioterápica de este Hospital, que es referencia en la provincia de Alicante para este tipo de patologías.

Asimismo, la instalación de este equipo supone la integración de las diferentes técnicas de diagnóstico y tratamiento en un mismo espacio físico, multiplicando la eficiencia, tanto económica como asistencial.

La diferencia principal entre la braquiterapia de baja tasa (LDR) y la de alta tasa (HDR) se encuentra en la tasa de dosis de radiación administrada, que es la dosis de radiación por unidad de tiempo.

Con la braquiterapia de baja tasa el paciente debe llevar el implante radiactivo durante periodos de tiempo que oscilan entre las 48 y 96 horas, permaneciendo durante este periodo confinado en habitaciones especiales radioprotegidas. Por el contrario, la alta tasa puede ser aplicada a varios pacientes en el mismo día, ya que la duración de los tratamientos es muy corta (entre 10 y 15 minutos) y puede administrarse de forma ambulatoria a los pacientes como si se tratara de un hospital de día.

Otras ventajas que ofrece esta técnica son que la exposición a la irradiación externa del personal sanitario es virtualmente eliminada; el tiempo de inmovilización al que tiene que someterse el paciente es corto, reduciéndose el riesgo de complicaciones que resultan del encamamiento prolongado, así como del aislamiento. Asimismo, la planificación del tratamiento y la dosimetría son más exactas y, al poderse realizar los tratamientos de forma ambulatoria, se reducen de manera considerable los gastos sanitarios.

 

 

 
www.san.gva.es